Juan Antonio Hernández Mas, Preso Gravemente Enfermo, Se Autolesiona En La Cárcel De Aranjuez Por El Abandono Médico Y El Acoso Que Está Sufriendo

10570311_621471941323780_3321175121486767801_n

Juan Antonio Hernández Mas, compañero participante en la propuesta inicial de ASPRELA, es un enfermo muy grave que debería ser excarcelado en cumplimiento de los artículos 104.4 y 196.2 del reglamento penitenciario, ya que padece, entre otras enfermedades, VIH y diabetes muy grave, teniendo diagnosticado un trastorno psiquiátrico, sufre cataratas con pérdida de visión muy próxima a la ceguera sin que la institución carcelaria le haya proporcionado las gafas que necesita, como tampoco le proporciona la dentadura postiza que le resulta indispensable, ya que se halla totalmente desdentado. Denuncia que no se le está dando tampoco la dieta que tiene prescrita por la diabetes, para luchar por la cual ya se puso en huelga de hambre en agosto. Además, se ha visto acosado, provocado y amenazado por un carcelero en concreto y se siente perseguido porque le están cacheando la celda muy a menudo, a veces sin su presencia y destrozándole parte de sus objetos personales. Desesperado por estas condiciones de vida degradantes e insoportables, nos cuenta también que se ha autolesionado gravemente cortándose las venas del brazo.

Aranjuez, Módulo 6, 8 de septiembre de 2016.

Hola estimado compañero, espero que al recibo de esta carta te encuentres bien así como todos los compañeros/as, ese es mi mayor deseo.

No te agradará mi situación pero está así y más en esta cárcel llena de verdugos y torturadores. He estado en el hospital, saliendo desangrado en ambulancia y te digo la causa un verdugo del módulo 4 llamado José Antonio, mote el Pitbulll,  el dia 25-26 de agosto debido a que no se me daba la comida diabética, pues teniéndola recetada, los perros del “ofis” me ponían general. Harto ya de luchar por ella la dejé encima del mostrador de comida y enveneao le digo “esto que se lo coma el administrador que solo hace que robar y dar comida de baja calidad”. Además me ha visto el oculista y ya me hizo las dioptrías  y no me dan las gafas, así como el dentista de la prótesis y tampoco me las da y estoy ciego y como a trozos tragados como un pavo. Tengo numerosas instancias pero el perro hace caso omiso, solo piensa en robar, ya que no valen para otra cosa, solo cometer abusos de poder y demás. Te escribo porque me han dejado las gafas. Bueno, te sigo contando lo del verdugo este, y cuando pasó lo de la comida, me dice “es que no te puedo ni ver”, y yo le dije “ni yo a ti tampoco”. Empezó a acosarme, a perseguirme, a amenazarme, a provocarme sin cesar , dos días seguidos. No pudiendo aguantar mas, sobre el estres y la impotencia, me fui a la jefa del módulo Doña Rosa y le dije “llame a un jefe de servicio”, ya que mis propios compañeros me dijeron “Mas, te va a buscar la ruina”. Le expliqué lo que estaba pasando y le dije “si esta tarde no viene un jefe de servicio y lo soluciona, a pasar algo, a mi o a alguien”. El jefe de servicio no vino para nada. Cuando bajé después de la siesta, bajé con una cuchilla. Yo estaba ido ya de la bola por el boqueras perseguidor y esperaba a que saliese, y se vé que le dijeron “no salgas al modulo”.  Estuve toda la tarde esperándolo y no salió. Yo estaba lleno de cólera y dispuesto a todo, pero, viendo que ya nos íbamos para la celda, yo no estaba dispuesto a que pasase otro dia y siguiese igual, y tal como estaba tenía que ver sangre, y me fui al tigre y me desahogué, pero me pasé, me corté un vaso sanguíneo y algo de las arterias, llevándome los compañeros en volandas a la enfermería y viendo mi estado tuvo que venir una ambulancia, cosiéndome un cirujano y médicos/as presentes allí. Denuncié ante el psiquiatra y médicos y les expliqué el porqué me había hecho esto.

Juan Antonio Hernández Mas

Más información sobre prexs en lucha

FUENTE: TOKATA.INFO

Anuncios