La Solidaridad Y El Apoyo Crecen: Se Forma La Asociación De Amigos Y Familiares De Presos En Asturias

villabona

Familiares y amigos de presos ingresados en el Centro Penitenciario de Villabona han constituido una asociación para defender los derechos de los internos, hacer un seguimiento de la evolución de su estado dentro de la cárcel y unificar toda la información de su estancia intramuros. La falta de noticias sobre el estado físico y anímico de algunos de estos internos, agravado en los últimos meses y que en algunos casos ha derivado en fallecimientos, ha llevado al entorno más cercano de los reclusos a plantear la creación de una asociación como alternativa a la escasez de información oficial. Sus portavoces pretenden llegar a todas las instancias jurídicas, judiciales y penitenciarias para denunciar todos los casos de «vejaciones y humillaciones» que, según explican, se están produciendo en el recinto penitenciario y atajar estas situaciones de «acoso y derribo a los presos».

En las últimas tres semanas se han ido perfilando los objetivos y funciones de la asociación que tendrá un ámbito regional y que, de momento, va a ir realizando sesiones informativas por las distintas localidades de la región. En estas reuniones darán a conocer la entidad para aglutinar a todas aquellas familias que se sientan identificadas con sus fines. Está previsto que, en los próximos días, se presente oficialmente en el Valle del Nalón y más adelante se pueda ir rotando por otras ciudades como Gijón o Avilés.

Para evitar posibles represalias, sus integrantes han acordado que la junta directiva esté integrada por aquellas personas que estén comprometidas con la asociación pero que ya no tengan a un familiar dentro de la cárcel, porque «nuestra prioridad es el bienestar de los presos y defender sus derechos, que también los tienen y si nosotros denunciamos fuera, ellos pueden tener problemas dentro», sostienen sus portavoces.

La angustia que han pasado los familiares de presos que han sufrido infartos o enfermedades graves, que han motivado ingresos en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y no han sido informados de los trasladados sanitarios, ha sido el punto de inflexión para la constitución de la asociación, según ratifican sus portavoces.

«Recientemente un preso sufrió un infarto y fue trasladado al HUCA. Nadie avisó a su mujer y se enteró cuando fue a visitarle a Villabona. Afortunadamente no murió, pero no es lógico que desde la dirección no le llamaran para avisarle. Lo mismo ocurrió con el preso langreano que murió hace unos meses y de cuya muerte no fue alertado su padre. Los presos están totalmente abandonados y hay una dejadez absoluta», inciden.

Los familiares se quejan de la falta de transparencia en la información y rechazan la versión oficial de la dirección del centro penitenciario que ratifica que ha atendido personalmente a las familias de aquellos internos fallecidos en la prisión que solicitaron una explicación directa de las causas de la muerte a través de un escrito realizado en su propio nombre sin que mediaran, en calidad de intermediarios, tanto asociaciones como instituciones que actuaran en su representación.

«Nuestro respeto a las familias es absoluto. Bastante tienen las familias con tener a algún pariente encarcelado como para no ponernos en su lugar, pero la institución penitenciaria no puede informar sobre el contenido de las autopsias, porque pertenece al ámbito judicial y debería realizarse a través del juzgado de guardia. Tendría que ser siempre con consentimiento expreso del juzgado», aseveran fuentes penitenciarias.

«No se puede dar información a una asociación o una entidad sobre un tema tan delicado como es la muerte de un interno, aunque digan que actúan como representantes o portavoces de las familias, porque hay una ley de protección de datos que se aplica rigurosamente y no se puede ni se debe facilitar detalle alguno. Otra cosa bien diferente es que sean las propias familias las que se dirijan a la institución. Les atendemos, aunque solo podremos aportarles la información que se encuentre dentro de nuestro ámbito competencial», reiteraron fuentes penitenciarias a raíz de la controversia suscitada el pasado mes de junio una vez que se hizo pública la muerte de dos internos.

El portavoz de la Asociación de Parados del Valle del Nalón (Adepavan), Héctor Palacio, que ha mostrado públicamente su respaldo a la asociación de familiares y amigos de presos de Asturias, había acusado a la dirección del centro de aplicar una política de opacidad y «oscurantismo» por no haber respondido a su petición de entrevista en una carta dirigida al centro penitenciario el pasado día 5 de junio, para pedir una explicación sobre la muerte de los presos langreanos Omar G.L., conocido por el apodo de «El Pintu», de 27 años, fallecido en mayo de 2015, y Eugenio F.D.S., de 33 años, fallecido el pasado mes de abril. Fuentes penitenciarias reconocieron que la entrevista no ha llegado a producirse al no haber sido dirigida directamente por las familias.

Miembros de la asociación aseguran que no van a conformarse con estas explicaciones de la dirección. Aseguran que recurrirán a todas las instancias necesarias para acabar con estos casos opacos y mantienen que esta falta de información sobre lo que ocurre intramuros afecta a todos los módulos del recinto. «Ha ocurrido casos de sobredosis en la enfermería y problemas de enfermedades con internos de los módulos 8 y 9 y, mientras tanto, seguimos como en las cárceles de los años 70 del siglo pasado». Una situación que, confían, podría dar un giro con la constitución de una asociación fuerte que luche por los derechos de los internos.

Fuente

Más información en Tokata: Tokata Y Fuga 28-V-2016. Familiares Y Amigos De Presos: Solidaridad Y Acción

Anuncios